Antes del ejercicio, prueba la alimentación saludable.

Mar 10, 2017

Por Karen Czacki  Halkin, NC
Para lograr tus objetivos y metas deportivas, así como mejorar tu desempeño diario, es importante considerar tres factores: ejercicio, alimentación y descanso; pues cada uno de estos aspectos contribuye favorablemente en tu condición física.
a)             Ejercicio:   El plan de entrenamiento debe ser adecuado a las características de tu condición y debe ser supervisado, de preferencia, por un coach experimentado; pues un mal entrenamiento conlleva a la aparición de lesiones
b)             Alimentación:  El regimen debe ser balanceado y adecuado, para que aporte la cantidad y calidad de nutrientes necesarios para mantener un peso saludable, el que, a su vez, redituará en el desempeño de la actividad física.
c)              Descanso: De nada sirve llevar a cabo un programa de entrenamiento y comer saludablemente, si no se descansa lo suficiente. Idealmente debemos dormir, al menos, 6 horas diarias, así como descansar del entrenamiento físico una vez por semana, esto, para evitar desgaste muscular.

¿Por qué entrenar desde la mesa?

Porque, simple y sencillamente, somos lo que comemos; por lo tanto, de tu  alimentación dependerá el éxito o  el fracaso en el deporte que practiques. Ya sea para mejorar tu rendimiento, lograr tus objetivos personales y hasta para evitar lesiones.
La alimentación es la piedra angular en el desempeño de un deportista, ya que la exigencia de oxígeno y nutrimentos por parte del organismo será mayor que la de un individuo sedentario. En el caso de no consumir los nutrimentos adecuados y suficientes, el organismo –en lugar de fortalecer su sistema inmunológico y lograr la eficiencia en el trabajo y tono muscular– hará todo lo contrario, utilizará la masa muscular como fuente energética y causará una disminución en el sistema inmunológico.

¿Cómo entrenar desde la mesa?

1)             El desayuno es el alimento fundamental del día, sobretodo si entrenas por la mañana. Si este es el caso, consume una colación de, por lo menos, 200 kilocalorías antes de la actividad física.
2)             La alimentación debe ser suficiente en cantidad, equilibrada en cuanto al aporte de nutrimentos y adecuada a tu estado de salud.
3)             Se debe fraccionar la alimentación en, por lo menos, 5 comidas al día; esto mantendrá activo tu  metabolismo, evitará problemas digestivos y te hará sentir mejor.
4)             No abuses de alimentos enlatados ni procesados. En la actualidad, por falta de tiempo, es fácil recurrir a productos industrializados; sin embargo, es importante buscar opciones saludables y naturales.
5)             Consume suficiente cantidad de líquidos en el día, de preferencia en forma de agua simple; además de la que tomas durante el entrenamiento. Se recomienda 1 mililitro por cada kilocaloría ingerida; por ello se aconsejan de 6 a 8 vasos de agua al dia.
6)             Prefiere los alimentos naturales, las frutas secas son una buena fuente de energía saludable y sin riesgos para la salud, además de ser prácticas para consumir como colaciones saludables.
7)             Toma tu tiempo para comer. Se recomienda invertir más de 30 minutos, por lo menos, en consumir alimentos. Esto, con la finalidad de mejorar nuestro funcionamiento digestivo.
8)             Disfruta tu comida. Así como disfrutas del entrenamiento es importante que disfrutes lo que consumes, esto hará tener menores episodios de ansiedad y de manera indirecta, permitirá que aproveches mejor los nutrimentos.

Diariamente, alimenta tu energía consumiendo frutos secos y semillas.